Naturaleza > Fauna Cinegética

Aunque en tiempos remotos la caza ha sido un medio de vida para el hombre, a lo largo de los siglos se ha ido transformando en una actividad lúdica y en un deporte. Se ha dicho en numerosas ocasiones, que la danza, la conversación y la caza, han constituido siempre las actividades placenteras favoritas del ser humano, en prácticamente todas las épocas y culturas. No obstante en la actualidad, la caza es una necesaria herramienta de gestión de las poblaciones de distintos animales, tanto de los predadores en la cúspide de la pirámide ecológica, como de los herbívoros, que en ausencia de la actividad de la caza sostenible, alcanzarían un número excesivo para garantizar la supervivencia de otras especies y el equilibrio de otras poblaciones faunísticas, o bien generarían daños incompatibles con el desarrollo ordenado de la agricultura y la ganadería de una zona.

La fauna cinegética de Entrimo es muy completa, incluyendo todas las especies de caza mayor y menor que hay en Galicia, salvo quizá algunas aves.

Fauna Salvaje6

En Entrimo es posible cazar el conejo, Oryctolagus cuniculus y la liebre, Lepus granatensis, la torcaz y la perdiz, el jabalí Sus scrofa, el corzo, Capreolus capreolus, y el raposo, o zorro, Vulpes vulpes. Es notable la expansión del corzo y del jabalí en la última década, al igual que sucede en el resto de Galicia. Ambas especies dan lugar a importantes platos y especialidades gastronómicas en la zona, que el visitante puede degustar durante la temporada de caza en los establecimientos hosteleros de la zona.

El caso del lobo es diferente, ya que en la actualidad no es una especie cinegética en esta área, si bien su caza se podría autorizar en casos excepcionales de producirse daños reiterados a la cabaña ganadera, si bien no sería cazable en toda la zona del parque, y en todo caso se prefiere siempre apostar por los métodos preventivos en el manejo del ganado, y sería siempre precisa una autorización especial por parte de las autoridades.

Es importante señalar el notable éxito de la reintroducción de la cabra del Xurés, Capra pyrenaica lusitanica, desaparecida en 1890 de la parte española y portuguesa de la Sierra, objecto de un plan de reintrodución que la Administración del Parque Natural Baixa Limia Serra do Xurés está llevando a cabo desde 1997. El PORN del Parque Natural, contempla la posibilidad de reglamentar su caza en el futuro, como un aprovechamiento cinegétcio económico, pero sobre todo como un instrumento de gestión para ayudar a la regulación sostenible de sus poblaciones.