Naturaleza > Geología y Suelos

Geológicamente, Entrimo se encuentra en la zona denominada centro Ibérica. Atendiendo a la caracterización geológica en este municipio, Entrimo se corresponde dentro de la zona Galicia Tras-os-Montes. Las rocas son de origen granítico y, atendiendo a su estructura, posición y composición, dentro del grupo de granodiorita biotítica (últimas fases del Hercínico), con una pequeña parte de rocas tipo Pizarra al pie de la Serra do Quinxo, en la orilla del embalse del Lindoso.

Morfológicamente, la granodiorita genera un relieve abrupto de grandes bolos- cuando el tamaño del grano es grueso-, para suavizarse cuando el grano disminuye.

Los suelos que se forman a partir de la roca granítica, son arenosos, muy filtrantes, y bajo el clima de Entrimo, dan lugar a unas arcillas con escasa capacidad para retener los nutrientes del suelo y retener agua, lo cual limita su fertilidad. En efecto, por un lado los nutrientes tienden a lavarse con la lluvia, sin acumularse en el suelo, y por otro la capacidad para retener agua no es muy alta, lo que origina problemas de crecimiento en los vegetales durante los periodos de verano, cuando hay escasas precipitaciones. Al final la fertilidad va a depender mucho de la profundidad del suelo, lo cual a su vez depende en gran medida de la pendiente. Por tanto los suelos más fértiles tenderán a concentrarse en los pies de los valles y zonas llanas, y por el contrario los menos fértiles estarán en condiciones de fuerte pendiente. En los suelos más profundos y fértiles, o en las proximidades de los cursos de agua, se concentran las especies frondosas, y los pastos y suelos de cultivo, y allí donde el suelo es más escaso, o donde ha habido problemas de erosión, crecerán los pinos, o si la fertilidad no es suficiente, el matorral.